Un #Ovni en la ciudad de la Serena, IV región de #Chile, año 2014. Explicación


ovni

Introducción.

A estas alturas se hacia necesaria una revisión de una situación que a varias personas llama la atención, si bien es cierto el año pasado hice un alcance de unos hechos en los que se involucraba a luces con movimientos extraños en el cielo, que de alguna u otra manera han comenzado a generar informaciones en diversos medios de comunicación. El desarrollo de estos avistamientos no tendría tanto auge si, de cierta forma, se dieran las explicaciones correspondientes con el encabezado de la noticia ya que siempre se presenta con el famoso acrónimo de “OVNI”, haciendo clara alusión a un fenómeno aéreo extraño. Podríamos comenzar a buscar culpables de porque se generan estas confusiones o exageraciones en el mejor de los casos, ¿los propios ufólogos que no enuncian un complemento de los datos? ¿el publico que se queda con la primera impresión, los medios de prensa que no formulan un completo informe para dejar en claro los hechos? ¿la base de estereotipos dispersos en la temática ovni? En mi humilde opinión, creo que es un conjunto de detalles que parten por la base de estereotipos insertados a través de los años en la “cultura UFO”. Desde ahí comienza, creo yo, que el continuamente estemos en presencia de avistamientos “magnificados” en una primera instancia por el común de nuestra sociedad.

Ahora, el encontrar el “hilo conductor” que nos lleve por la senda correcta para tratar de explicar este fenómeno social, se pierde entre la maraña de situaciones que quedan al azar sin realizarles un análisis centrado como para demostrar que, en ciertos casos, son en su mayoría explicados. Por un lado entiendo al grueso del público, seguidor de estos temas, que se molesta de cuando expones una gran cantidad de hechos bajo un prisma prosaico ya que el ansia y el desgano son puntos que juegan a favor por conocer, de forma inmediata, un fenómeno real. Debo reconocer que, en esto último, existe (para mi) un fenómeno aéreo sin identificar pero que son descritos en un bajo porcentaje y que muchos de estos no se conocen públicamente por un tema, no de secretismo ni mucho menos, sino porque necesitan ser estudiados conforme uno vaya “quemando” etapas que pueden tomar meses llegando a ser hasta un año y más incluso.
La responsabilidad, de exponer un tema tan serio como lo es el de los fenómenos aéreos por identificar, recae en todos nosotros por el simple hecho de que este mismo crea una atención generalizada difícil de contener que, sino tenemos las “herramientas” necesarias, nos desplegamos bajo el manto de la desinformación.

Por eso, el peso de lo aquí exhibido, recae en explicar paso a paso como se va creando una confusión con la debida antesala de lo, muchas veces, mal llamado fenómeno aéreo anómalo ya que cuando se pone un titulo tan sugerente a una publicación, rápidamente se realza esa notoriedad extraña por decir lo menos. Entonces, cuando se pone en jaque a un caso en particular, con el debido manejo serio de datos, se adopta una posición de resguardo por parte de quienes defienden a “brazo partido” y como cual partido político el tema de los ovnis no dando lugar a una explicación que nos lleve a dilucidar el avistamiento en si. Es por ello la necesidad de ser flexibles en esta temática, que bien sabemos, y como lo he dicho hasta la saciedad, esta intoxicada de sobre manera y ante el menor asomo de lo racional se ataca a quien ose enunciar, siquiera en parte, un dato que lleve a despojar del titulo de “extraño” a un caso caratulado como de “avistamiento ovni”.

En estos tiempos, en que la tecnología avanza a paso firme, además de que se han creado varios programas para insertarlos en nuestro teléfono móvil con los cuales es posible generar imágenes ovnis y de seres extraterrestres, es posible manejar aparatos a control remoto sin ningún problema. Es en esta nota, que haré hincapié en una situación determinada, la cual muchas provoca sorpresa y admiración en quienes contemplan luces u objetos con movimientos anómalos.

Una situación aérea común.

Quizás, para algunos de nosotros son hechos ya conocidos, pero para otros no deja de sorprender, o eso es al menos lo que he podido notar en diversas situaciones. Para nuestra agrupación AION, estos casos comenzaron a tomar forma a fines del año 2012 cuando desde la ciudad de Talca nos llega un video, realizado a través de un teléfono móvil, en donde es posible ver como una luz baja y sube tras unos árboles. El movimiento en si no era rápido, pero se trasladaba en determinados momentos de manera horizontal para luego descender de forma lenta. Esta luz tenia algunos tonos, en las cuales el que predominaba era el blanco, que en ciertos pasajes del video pasaban del verde al semi rojizo. Analizado una vez el material audiovisual, llegamos a un consenso en que todos en nuestro grupo concordamos en que lo captado tenía visos de ser algo manejado a control remoto, no estábamos equivocados ya que el paso del tiempo nos fue dando la razón. Imagen siguiente, fotograma video de Talca.

5347_10151658902857472_183635164_n

Hago notar que la definición de la imagen, al ser realizada a través de un teléfono celular, pierde calidad por ser baja en megapíxeles y las formas que adopta en conjunto con los tonos, se deben a la misma causa.

Obviaré otros hechos similares que he investigado ya que algunos de ellos lo publique acá.

 Un caso actual.

Pero el caso que nos concita hoy, es de un video captado en la ciudad de la Serena, cuarta región de nuestro país, Chile, en donde un grupo de personas, no sabemos si tenían conocimiento de lo captado (a mi parece si), logran video grabar una luz que realizaba movimientos anómalos. En la videograbación es posible ver sus maniobras de descensos, detenciones y de vuelo horizontal, e incluso para por sobre el grupo de testigos que, lleno de * “chilenismos”, comentaban extasiados el momento.

No es necesario ahondar más en los análisis, ya que lo captado corresponde solo a un aparato a control remoto que, una vez más, se utilizaba y que causaba más de una confusión.

De todas formas, exhibo a continuación una videograbación de uno de estos aparatos que se uso en la llegada del Dakar en enero de 2014 en la ciudad de Valparaíso. Este aparato a control remoto pertenecía a una productora audio visual, esto porque días después logro ver en televisión las imágenes que fueron captadas mediante este objeto R/C (Radio Controlado).

En el video es posible observar que este objeto R/C realiza movimientos en descenso y ascenso, en determinado momento se detiene para luego avanzar. Nótese las luces en las cuales destacan el rojo y el verde con una pequeña luz flash entre ellas.

Fuente: Aion.cl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s