Interferencias con la gravedad terrestre impiden que la Luna tenga satélites


Los movimientos de objetos en el cosmos actúan cómo un juego jerárquico de muñecas rusas, pero con cosas que orbitan cosas. Así, la Luna gira alrededor de la Tierra, la Tierra gira alrededor del Sol, el Sol gira alrededor del centro de la Vía Láctea, y ésta orbita dentro del Grupo Local, que es una parte del supercúmulo de Virgo. Al respecto, la pregunta que surge es: ¿pueden las lunas tener otras lunas?

   Actualmente, se puede decir que la Luna tiene un ‘satélite’, el Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA, que gira alrededor de ella fotografiando su superficie en alta resolución. Pero no es la primera sonda que lo hace y, al igual que sus predecesores, el orbitador estadounidense está “condenado”. Por experiencia, se sabe que la Luna no puede tener un satélite durante más de unos poco años, antes de que se estrelle contra ella. Teóricamente, se podría mantener un satélite durante unos cientos de años.

   Según explica el experto Fraser Cain en ‘Universe Today’, esto es consecuencia de la gravedad y de las fuerzas de marea. Cada objeto en el Universo está rodeado por una esfera invisible de gravedad. Cualquier cosa dentro de este volumen tenderá a la órbita del objeto. Por lo tanto, si la Luna estuviera en medio del espacio, sin ningún tipo de interacción, podría fácilmente tener múltiples lunas orbitando a su alrededor.

   Sin embargo, el satélite terrestre tiene problemas debido a su cercanía con otros cuerpos mayores, ya que sus ‘esferas de gravedad’ se superponen a la suya. En este caso, la fuerza de gravedad de la Luna se enreda con la de la Tierra. Además, aunque una nave puede orbitar alrededor de la Luna durante un tiempo, no se trata de algo estable porque las fuerzas de marea harán que la órbita de la nave espacial se bloquee.

   El objeto del Sistema Solar con una mayor ‘esfera de gravedad’ es Neptuno, porque está tan lejos del Sol y es tan masivo que puede influir verdaderamente su entorno. Según los expertos, se podría imaginar una luna enorme distante en órbita de Neptuno y, alrededor de esa luna, podría haber otra luna, aunque no parece ser el caso.

   La NASA está considerando una misión para capturar un asteroide y colocarlo en órbita alrededor de la Luna, porque es más seguro que traerlo a la órbita de la Tierra pero, aún así, está lo suficientemente cerca como para extraer recursos. Además, los científicos saben que este asteroide no estará para siempre alrededor del satélite, sino que con las fuerzas de la marea acabará cayendo sobre la Luna.

http://www.europapress.es/ciencia/noticia-interferencias-gravedad-terrestre-impiden-luna-tenga-satelites-20140225174745.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s