La India desarrolla proyecto de nave espacial tripulada


La India planea, ya en este año, poner a prueba en el cosmos una nave para futuros vuelos tripulados. La cápsula construida por la empresa Hindustan Aeronautics Limited, HAL, debe partir al cosmos en mayo o junio, montada en el cohete portador GSLV Mark III. Pero, ¿serán exitosas esas pruebas como para que la India devenga el cuarto país que envíe más adelante, por sí solo, un hombre al cosmos?

La India, que sorprendiera a todos el año pasado con el envío de una estación automática interplanetaria a Marte, está transitando de a poco a la realización del primer vuelo tripulado. El 14 de febrero, la organización de investigaciones espaciales de la India exhibió el módulo de mando de la futura nave espacial, que debe poner en órbita a los primeros cosmonautas nacionales. El módulo fue entregado por la firma constructora HAL. Ya en este año prometen realizar las pruebas de la nave en el cosmos, durante el también primer ensayo del lanzamiento de la nueva modificación de cohete portador, el GSLV, sigla para Geosynchronous Satellite Launch Vehicle, Mark III.

Según informaciones del foro cósmico de la NASA, la nave hindú consta de dos módulos: de mando y de servicio, Se planea que hasta ella, instalada en la órbita de la Tierra, a una altura de unos trescientos kilómetros, será transportada una tripulación de dos o tres miembros que podrán encontrarse en el espacio sideral durante una semana. El peso de la parte delantera de la nave, con los sistemas de rescate y elementos de conducción es de unas seis toneladas, más las cuatro toneladas del módulo de mando.

La crónica de la preparación del vuelo tripulado hindú no es rica en detalles, pero a la luz de los últimos sucesos en torno a Marte, el proyecto es digno de estudio. El plan de envío de un hombre al cosmos fue difundido en 2007. En 2010, la India habló de 2017 como la fecha del primer vuelo, aunque entonces se trataba de la creación de una nave cósmica sobre la base de la ya existente. En particular se debatió lo de la compra a Rusia de una nave tripulada “Soyuz”. Se calculaba que en 2013, 2014, un cosmonauta hindú realizaría un vuelo en una nave rusa, con un cosmonauta ruso pero sin acoplamiento a la Estación Espacial Internacional.

Sin embargo, en ese mismo año 2010 cambió el libreto y el vuelo en la Soyuz fue suspendido. En los medios de difusión no había certidumbre un tiempo con respecto a la fecha del primer vuelo tripulado, pero gradualmente comenzó a hablarse a menudo de una nave espacial completamente hindú, que podría estar preparada, no antes del 2020, para el primer vuelo.

Valga considerar que la India tendrá que trabajar no solo en la nave cósmica, sino también en el portador. Se planea el envío de los primeros cosmonautas hindúes en la nave GSLV Mark III, una modificación nueva trifásica de GSLV, con un tercer escalón criogénico. Este portador, pero en otras modificaciones es considerado por ahora uno de los menos fiables. A su haber tiene solo tres lanzamientos exitosos de ocho, incluidos los de prueba.

Los especialistas indican que el programa de vuelos tripulados de la India no figura entre las prioridades del gobierno. El ScienceInsiderinforma de que, la Organización de Investigaciones Espaciales de la India, ISRO, calcula el programa de vuelos espaciales tripulados en dos mil quinientos millones de dólares USA. En tal caso, la preparación del primer vuelo tomará unos siete años. Pero, el gobierno no se apresura por ahora a satisfacer esa demanda, asignando tan solo 36 millones de dólares “para el desarrollo de tecnologías claves” del vuelo tripulado.

En otras palabras, hay mucho trabajo todavía, y a juzgar por declaraciones dispersas, no existe aún un programa de vuelos tripulados de la India. Sin embargo, no cabe subvalorar las perspectivas del país. Como mostrara el lanzamiento de la sonda marciana Mangalyaan, los hindúes pueden asombrar al mundo sin emitir de antemano declaraciones impactantes. Es cierto que, una mera sonda automática no es una nave para un vuelo tripulado. Las exigencias para la seguridad de este último son mucho más elevadas, aunque difícilmente será un escollo insuperable para los ingenieros de la India.

Resumiendo, según previsiones optimistas, el primer cosmonauta de la India podría partir en un vuelo en 2020, o un poco más tarde. Para entonces, naves espaciales particulares paseará a los primeros pasajeros por la órbita terrestre. La compañía SpaceX se propone realizar un primer lanzamiento de variante tripulada de su nave Dragon en 2015-2016. Pero lo más interesante viene después, cuando tengamos que constatar hasta qué grado seguirán siendo requeridos los vuelos tripulados después de 2020, cuando esté expirando el plazo de vida activa de la Estación Espacial Internacional, la base principal, con todo, de la humanidad en el cosmos.

http://spanish.ruvr.ru/2014_02_19/La-India-y-su-proyecto-de-nave-espacial-tripulada-7196/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s