OPERACIÓN NORTHWOODS: Junta de Jefes Militares de EE.UU. aprobó ataque de Falsa Bandera


Un documento del Departamento de Defensa de Estados Unidos muestra como una Junta de Jefes de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos trazó y aprobó un sistemático plan con el objetivo de atacar y matar estadounidenses para luego culpar a Cuba. El documento original está archivado en los Archivos de Seguridad Nacional en la Universidad de Washigton, DC.

El plan fue rechazado por el Presidente John F. Kennedy, luego de ser presentado por el presidente de la Junta, General Lyman Lemnitzer, al Secretario de Defensa Robert McNamara el 13 de marzo de 1962. La meta del plan era “proveer justificaciones para la intervención militar de EE.UU. en Cuba. Además incluía una propuesta para “volar un barco estadounidense en la Bahía de Guantánamo y culpar a Cuba” y así “desarrollar una campaña de terror comunista” en ciudades cercanas como Miami.

Sección de la página 9, Op. Northwoods.

Como ejemplo, se hace referencia al incidente del USS Maine, el cual estalló de repente matando a 167 marineros. Esta fatalidad catalogada por muchos como un ataque de falsa bandera, serviría como catalizador para desatar la guerra hispano-estadounidense (1898). Por otra parte, dentro de las operaciones encubiertas de la CIA contra Cuba (Operación Mangosta), se proponen alternativas tan siniestras como sabotear la nave del astronauta John Glenn y hacerla estrellar apenas despegue para luego echarle la culpa de todo a los cubanos. Kennedy degradó a Lemnitzer poco después de rechazar el plan. Al año siguiente el presidente sería asesinado…

Memo de Operación Northwoods.

El reportero y autor de un libro que trata sobre estos ataques de falsa bandera, James Bamford, dijo que partes del plan de la Junta “podría ser considerado como traición”. Sin embargo, los conspiradores nunca fueron arrestados y a su muerte Lemnitzer fue enterrado con todos los honores militares en el Cementerio Nacional de Arlington. El libro de Bamford se intitula Body of Secrets.

Operación Northwoods

Con el nombre clave de Operación Northwoods, el memo fue firmado y aprobado por los cinco jefes de la Junta. Luego que Lemnitzer fuera degradado, la presidencia de la Junta recayó en el General Maxwell Taylor. El título del memo era “Justificación para una Intervención Militar en Cuba”, y en la página 5 se pone en evidencia lo siguiente:

“El resultado deseado que se desprende de la ejecución de este plan sería posicionar a los Estados Unidos en la aparente posición de sufrir reclamaciones justificadas por parte del imprudente e irresponsable gobierno de Cuba, y desarrollar una imagen internacional de una amenaza cubana a la paz en el Hemisferio Occidental”.

En la página 13 nos encontramos con que:

“Es posible crear un incidente que demostrará convincentemente que un avión de combate cubano atacó y derribó un vuelo chárter civil con ruta desde Estados Unidos a Jamaica, Guatemala, Panamá o Venezuela. El destino sería elegido de manera que la ruta de vuelo pasara sobre Cuba. Los pasajeros podrían ser un grupo de estudiantes universitarios que salieron de vacaciones o cualquier grupo de personas con un interés común en abordar un vuelo privado.”

La noticia sobre este documento que prueba de forma contundente cómo Estados Unidos ha planeado ataques y asesinado impunemente a sus propios ciudadanos en operaciones encubiertas destinadas principalmente a favorecer el lucro del complejo industrial-militar en manos de la élite, apenas fue cubierta por los medios masivos de comunicación. En mayo de 2001 la cadena ABC News habló sobre estos documentos desclasificados, pero su repercusión no fue muy grande. No obstante, con los ataques del 11-S, aquellos que no compraron la versión oficial de lo ocurrido, han citado a la Operación Northwoods como un ejemplo de la maquiavélica voluntad de elementos en las altas esferas del gobierno estadounidense para ejecutar operaciones de falsa bandera con el fin de justificar y provocar acciones bélicas contra enemigos elegidos a dedo. Irónicamente, solo 4 meses después que este memo recibiera cierta atención pública, se produjo el 11-S.

Presidente de la Junta de Jefe Militares, General Lyman Lemnitzer.

De acuerdo al libro Body of Secrets, solo JFK se interpuso entre los deseos de los jefes militares y las inocentes vidas de los ciudadanos. De haberse ejecutado, el plan habría entrado en acción en “unos pocos meses”; y los aspectos “paramilitares” de la operación, tanto “encubiertos como de público conocimiento”, hubieran sido coordinados por la oficina de la Junta. La página 9 dice:

“El tiempo es un factor importante para la resolución del problema cubano. Por lo tanto, el plan debe ser lanzado en fases de manera que entre en operaciones en los siguientes meses. “Puesto que el objetivo final es la intervención militar encubierta, se recomienda una alta responsabilidad en el desarrollo de los aspectos militares y paramilitares del plan, tanto para las operaciones encubiertas como las de público conocimiento que serán asignadas al equipo de la Junta de Jefes”.

La Crisis de los Misiles

Es sabido que históricamente la administración Kennedy y los altos mandos militares estaban a menudo en desacuerdo con la política exterior a seguir. Durante la Crisis de los Misiles en Cuba, JFK se rehusó a tomar decisiones apresuradas para atacar Cuba, manifestando que él no estaba “interesado en comenzar la Tercera Guerra Mundial”.

Los archivos de audio sobre las deliberaciones de la administración sobre qué hacer ante el descubrimiento de misiles soviéticos con posibles capacidades nucleares en Cuba, fueron desclasificados a mediados de los 1990′s. Estos archivos son conocidos como las cintas EXCOMM. En cierto punto de las reuniones sostenidas sobre la crisis de misiles, el General de la Fuerza Aérea Curtis LeMay le dijo a JFK: “Ud. está en un gran lío, Sr. Presidente”. A lo que Kennedy respondió: “Tu estás en él conmigo”.

Junta de Jefes Militares, 10 de febrero de 1960. De izq. a der.: General Lyman L. Lemnitzer (Fuerza Naval); Almirante Arleigh Burked (Fuerza Naval); General Nathan Twining (Fuerza Aérea); General Thomas D. White (Fuerza Aérea); y el General David M. Shoup (Comandante, Marina)

Desde el lanzamiento de las cintas EXCOMM y otros materiales otrora clasificados, muchos historiadores llegaron a concluir que el mundo estuvo más cerca de lo que se pensaba de un holocausto nuclear. En vez de atacar Cuba, Kennedy prefirió la via diplomática y se reunió con el entonces presidente soviético Nikita Kruschev, llegando a un acuerdo en el que la URSS se comprometió a retirar los misiles de Cuba. En cuanto a la Operación Northwoods, Bamford escribe en su libro que “a pesar que nadie en el Congreso sabía lo que se planeaba, Lemnitzer y sus secuaces estuvieron al borde de lograr su cometido”.

http://www.mysteryplanet.com.ar/site/?p=7610

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s