La NASA lanzará cinco misiones de observación terreste este año


Por primera vez en más de una década, cinco misiones científicas de la NASA se lanzarán al espacio en el mismo año, según ha anunciado la propia agencia espacial estadounidense.

   Estos cinco lanzamientos, incluyendo dos a la Estación Espacial Internacional (ISS), son parte de un año activo en el que la NASA llevará a cabo campañas aerotransportadas a los polos, desarrollará tecnologías avanzadas de sensores y utilizará los datos de satélites para mejorar los peligros naturales y el cambio climático.

   La primera nueva misión científica de la NASA para 2014 está prevista para el próximo 27 de febrero y su principal objetivo es la medición de la precipitación mundial. Se trata de un proyecto internacional conjunto con la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA).

   Con ella, los científicos pretenden ayudar a la investigación y a los responsables políticos a encontrar respuestas a los desafíos críticos a los que se enfrenta el planeta: cambio climático, elevación del nivel del mar, disminución de la disponibilidad de agua dulce o fenómenos meteorológicos extremos, entre otros.

   Para julio está previsto el lanzamiento del Observatorio Orbital de Carbono (OCO-2), un reemplazo para una misión perdida después de un fallo técnico en 2009. La misión hará mediciones globales precisas de dióxido de carbono y estos datos serán utilizados para mejorar la comprensión de las fuentes naturales de las emisiones de este gas y de cómo son estos ciclos de emisiones a través de los océanos, la tierra y la atmósfera.

   Cuatro meses más tarde se lanzará el proyecto que estudiará la humedad pasiva del suelo (SMAP). Concretamente, la NASA hará un seguimiento de agua de la Tierra y proporcionará las indicaciones precisas del estado de congelación-descongelación del suelo, para mejorar la comprensión del ciclo del agua, la energía y el carbono. SMAP creará mapas de alta resolución de la humedad del suelo.

   “En la Tierra, el agua es un requisito esencial para la vida y para la mayoría de las actividades humanas. Debemos entender los detalles de cómo el agua se mueve dentro y entre la atmósfera, los océanos y la tierra si queremos predecir los cambios en nuestro clima y la disponibilidad de los recursos hídricos”, ha señalado el director de la división de Ciencias de la Tierra de la NASA, Michael Freilich.

   Según ha indicado, “junto con los datos de otras misiones en curso de la NASA, que miden la salinidad de la superficie marina y que detectan cambios en los niveles de los acuíferos subterráneos, estas misiones previstas para 2014 aportarán mediciones sin precedentes del ciclo vital de agua del planeta”.

DOS MISIONES A LA ISS

   Por otra parte, dos misiones serán enviadas a la ISS este año para medir los vientos en los océanos, las nubes y los aerosoles. Será la primera vez que la NASA utiliza el laboratorio orbital como plataforma de observación de la Tierra las 24 horas del día, los siete días de la semana. La agencia espacial ha explicado que los nuevos instrumentos son “los primeros de una serie que observará la Tierra de manera rutinaria desde la estación”.

   La ISS ha servido como una plataforma única para el avance de la investigación científica y la tecnológica, así como para el descubrimiento, durante más de 13 años. Su órbita permite observaciones de casi el 85 por ciento de la superficie de la Tierra en todo momento. Por ello, la NASA ha planeado lanzar cinco instrumentos de observación terrestre desde este año, hasta 2017.

   Los primeros se enviarán el próximo 6 de junio. El aparato ISS-RapidScat extenderá el registro de datos de los vientos oceánicos de todo el mundo. Estos datos son un factor clave en la investigación del clima, la predicción meteorológica y marina, y el seguimiento de tormentas y huracanes, según ha apuntado la NASA.

   Del mismo modo, se espera enviar un nuevo sistema de transporte de nubes y aerosoles (CATS), una misión que utilizan rayos láser de tres longitudes de onda con el fin de observar las pequeñas partículas que dejan en la atmósfera los volcanes, la contaminación del aire, el polvo y el humo. “Estas partículas de aerosol representan un riesgo para la salud humana a nivel del suelo e influyen en el clima mundial a través de su impacto en la cobertura de nubes y la radiación solar en la atmósfera terrestre”, ha indicado el administrador de la NASA, Charles Bolden.

   Al respecto, Bolden ha indicado que “el lanzamiento de estos dos instrumentos a la estación espacial es sólo el comienzo para que ésta forme parte de la red mundial de observación de la Tierra”.

http://www.europapress.es/ciencia/noticia-nasa-lanzara-cinco-misiones-observacion-terreste-ano-20140123125730.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s