La Reencarnación


La mañana de un domingo de mayo de 1957 hacía un día radiante de sol en la pequeña localidad marinera de Whithley-Bay al norte de Inglaterra, frente al mar del Norte.
Las calles estaban transitadas por multitud de gente que iba de camino de la iglesia para asistir como cada domingo, al oficio religioso. Entre ellas se concentraban las hermanas Pollock, Joanna de 11 años y Jacqueline de seis, que se adelantaron a sus padres para coger sitio en el banco de la iglesia.
Desgraciadamente, al dar la vuelta a una esquina las dos niñas fueron arrolladas por un carruaje que las descuartizó. Las hermanas Pollock murieron en el acto destrozadas por las patas de los caballos y las ruedas del carruaje. La tragedia conmocionó al pueblo y hundió en la desesperación al matrimonio formado por Jhon Pollock, lechero de la localidad y su mujer Florence. Sin embargo, su arraigada fe católica les ayudó a sobreponerse y a tener nuevos hijos que hicieron menos dura y más llevadera la perdida de sus dos hijas.
Transcurridos diecisiete meses desde el fatídico accidente, el matrimonio Pollock tuvo dos nuevas hijas, dos preciosas gemelas, Gilliam y Jannifer, Sin embargo las dos pequeñas no eran nuevas en el lugar, pues desde el principio demostraron que ya conocían la vivienda y sabían perfectamente dónde estaban todas las cosas. Además, conocían a la familia y a la gente del pueblo. Cuando tuvieron cinco años relataron con todo tipo de detalles las circunstancias trágicas del accidente que costo la vida a sus hermanas. En realidad eran ellas mismas, habían vivido antes.
En cuanto al comportamiento de Gillian era el vivo retrato de su hermana Joanna, tenía su mismo aire al andar, su idéntica forma de expresión, su vocabulario especial, su extrema manera de coger las cosas, su forma, su forma de guiar a su hermana de la mano, etc. Por su parte Jannifer escribía igual que Jacqueline, con los mismos giros gramaticales, reflejado incluso en su postura, una singular e idéntica manera de sostener el lápiz e impulsarlo con el puño. Multitud de detalles de todo tipo reflejaban la existencia del espíritu de las hermanas muertas colocado en los cuerpos de las gemelas vivas.
Este es un caso más entre los miles que se han dado en el mundo y centra la cuestión de la reencarnación. Los investigadores psíquicos ante casos asombrosos como este no pueden por menos que preguntarse seriamente: ¿han vivido estas niñas antes?
LA REENCARNACIÓN
La filosofía de la reencarnación ha sido propagada por las mas antiguas religiones del mundo, mucho antes del cristianismo, Incluso las creencias judeocristianas fueron reencarnacioncitas hasta el año 553 de nuestra era, cuando en la celebración del segundo concilio de Constantinopla la reencarnación fu considerada anatema, y se impuso el dogma de la resurrección.
Sin embargo el hinduismo, religión que data del siglo VI antes de nuestra era, le otorga una importancia fundamental en el proceso evolutivo del hombre. A ella hemos de remitirnos y en sus conocimientos basarnos para estudiar este proceso energético espiritual del alma que se manifiesta en un ciclo de continuadas existencias manifestadas en la vida terrenal y al que llamamos reencarnación.
Indudablemente la ideología reencarnacionista surgió del continente asiático. Etnólogos y antropólogos están de acuerdo en que se difundió por los nuevos continentes a través de los tlingit que atravesando el estrecho de Bering, fueron a parar a Alaska. De ahí que los primeros pobladores Americanos, los indios, tuvieran la misma creencia en la reencarnación. Dicha idea llegó a la Europa antigua de la mano de los contactos que los griegos tenían con los comerciantes de las tribus de Oriente.
El propio Pitágoras estaba firmemente convencido de que algunos animales eran seres reencarnados que habían retrocedido en el proceso de progresión reencarnacionista en busca de la perfección del alma. Platón defendía que el grado humano más elemental era el que correspondía a un tirano y el más elevado era el de filósofo o artista, y aseguraba “Quienes viven honestamente mejoran y quienes lo hacen de forma inocua empeoran su suerte, incluso pueden descender de grado y pasar a ser un animal o un animal nuevamente volver a ser hombre“.
LEY DEL KARMA
El hinduismo sostiene el hecho de la reencarnación apoyándose en el proceso energético de la ley kármica causa efecto. esta es una ley cósmica equivalente al hecho de que cualquier acto positivo o negativo genera una respuesta kármica recompensativa o castigadora. Este mecanismo va reproduciéndose mediante sucesivas vidas en la Tierra, las cuales tienen por única misión purificar el alma del ser hasta alcanzar la perfección total.
A lo largo de las distintas reencarnaciones vamos progresando en el nivel de conciencia asta llegar a alcanzar la perfección total, que es la consecución del hombre perfecto. El proceso kármico reencarnacionista se basa en las leyes inmutables del nacimiento y de la muerte, aunque una ver encarnado dentro del cuerpo físico el ser tiene la posibilidad de moverse libremente según los impulsos que su libre albedrío le dictamine.
A pesar de la prefiguración de la existencia el ser humano posee la facultad de la libertad individual, que le permite elegir voluntariamente el desarrollo de su vida, llenándola de experiencias positivas y negativas. El comportamiento del hombre puede eliminar su viejo karma y crear uno nuevo de valor mas elevado en la escala de nuestra purificación espiritual.
Cuando se comprende el objetivo de la reencarnación se toma conciencia de que el proceso evolutivo tiene como objetivo igualar la existencia de todas las criaturas. Se comprende que nada hay al azar en la vida y que todo tiene su mecanismo compensatorio; ello proporciona calma de espíritu. Así se hace comprensible por que unos seres están bien formados y otros no, por qué unos están sanos y otros enfermos, y por que unos son ricos y otros pobres espiritual y materialmente.
MANIFESTACIÓN DE LA REENCARNACIÓN
La existencia filosófica de la reencarnación esta ampliamente aceptada por la sociedad, sin embargo la manifestación física de que ésta existe ya es una cuestión más compleja. Para asegurar tal hecho es necesario demostrarlo con pruebas físicas e intelectuales del hombre moderno, que han de ser analizados con métodos científicos.
En el mundo se han dado muchos casos de reencarnaciones, sin duda uno de los mas conocidos ocurrió en la India. Fue Santi devi, una niña que nació en 1926 en Delhi. A la edad de tres años explicó a sus padres que había tenido otra vida, que había nacido en la localidad de Mutra, y que había sido esposa de Kendarnath. Describió su casa y su ambiente familiar. Su muerte se produjo en un embarazo difícil.
Durante cuatro años la niña estuvo aportando numerosos datos a su familia actual, hasta que intervino la “All-India Newspaper Association”, dirigida por Desh Bandu Gupta, quien traslado a la familia de Devi a la localidad de Mutra donde contactaron con Kendarnath, el anterior marido de la niña. Al llegar a Mutra la misma niña guió al grupo asta su anterior casa, reconoció a su marido, a sus hijos y a sus amigos. Además de todo ello, Kendarnath realmente había perdido a su mujer diez meses antes de nacer la niña Santi devi. ¿se trataba del mismo ser?
Miles de historias como esta se han remitido a los especialistas y centros de investigación psíquica en diversos países del mundo. La mayoría de casos no aportan pruebas concluyentes que puedan constatar tales hachos, ya que muchos de ellos podrían tratarse de memorias emnémicas registradas en el poso de la mente profunda o información del subconsciente colectivo.
Para contemplar la cuestión de la reencarnación desde la perspectiva del conocimiento científico, hemos de remitirnos necesariamente al Dr. Ian Stevenson, director de la división de parapsicología del departamento de psiquiatría de la Universidad de virginia, que es el mayor especialista del mundo científico en este tipo de investigación.
Uno de los puntos claves de posible reencarnación lo constituye el hecho de poseer idénticas marcas físicas en el cuerpo que anteriormente tenía la persona fallecida, aunque este hecho no sea concluyente por si mismo.
Entre la muerte física de una vida y el nacimiento de la siguiente trascurre un espacio de tiempo en el que se produce un “borrado vivencial” de todo lo ocurrido durante la última vida. Cuando nuevamente se produce el renacimiento físico en otro individuo se hace convertido en un ser diferente, que por lo general no recuerda nada de sus anteriores existencias en este mundo.
El hecho de no recordar las vidas anteriores tiene una razón de ser: la ausencia de condicionamientos previos en la vida actual. Cada vida debe vivirse libremente sin elementos condicionantes de ningún tipo, de lo contrario el ser no evolucionará. Si tuviéramos recuerdos de nuestras vidas anteriores actuaríamos según lo que ya conocemos e iríamos en busca de las mismas personas que nos ayudaron, estaríamos en los mismos lugares, tendríamos las mismas experiencias y en suma actuaríamos de forma predeterminada, por lo tanto el proceso evolutivo será nulo.
Reencarnación
INVESTIGACIÓN POR HIPNOSIS
El Dr. Stevenson utiliza la hipnosis como herramienta de trabajo en sus investigaciones científicas, ya que mediante la técnica de regresión logra información complementaria. Sin embargo reconoce el hecho de que puede tratarse de un fenómeno criptomnésico en el que se tiene acceso paranormal a las profundidades del subconsciente para rescatar conocimientos latentes en el sustrato de la mente. En realidad los datos suministrados por la hipnosis son tan reveladores que inducen a pensar en verdaderas conexiones entre individuos que han vivido en épocas diferentes, y que en definitiva son todos la misma persona.
De entre los miles de casos estudiados solo se han seleccionado veinte que han sido considerados auténticos, siete ocurrieron en la India, otros siete tuvieron lugar en Alaska, tres sucedieron en Ceilán, dos en Brasil y uno en el Líbano.
El estudio determinó que entre la muerte de una vida y el nacimiento de otra nueva reencarnada en otro ser, se produce un periodo de “espera latente” que varia entre nueve meses y cuarenta y ocho meses. Sin embargo no hay porcentajes significativos en el cambio de sexo en el curso de la reencarnación entre una vida y la siguiente.
NIÑOS PRODIGIO
En todas la investigaciones ha surgido el hecho evidente de la existencia de los niños prodigio, que poseen conocimientos extraordinarios sobre temáticas absolutamente imposibles de conocer para aquellos y de difícil comprensión para su corta edad, conocimientos que además requieren toda una vida de aprendizaje y práctica. Son niños capaces de crear a los 11 años nuevos sistemas geométricos como hizo Blaise Pascal. O niños que conocen todos los secretos de la música y componen obras maestras a los 4 años de edad, como Mozart. ¿De dónde proceden pues su conocimientos? Indudablemente “alguien”, anteriormente a su existencia, les tiene que haber transmitido su información.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s