Un extraño planeta solitario fue encontrado sin una estrella


Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un joven planeta exótico que no está orbitando ninguna estrella. Este planeta que flota libremente, apodado PSO J318.5-22, está sólo a 80 años luz de la Tierra y tiene una masa seis veces mayor que la de Júpiter. El planeta formado hace apenas 12 millones de años  es un recién nacido en el tiempo de vida planetaria.

Fue identificado a partir de su débil y única huella de calor por el telescopio sondeo de campo amplio Pan-STARRS 1(PS1) en Haleakala, Maui.

Observaciones de seguimiento usando otros telescopios en Hawái  mostraron que este tiene propiedades similares a aquellos planetas gigantes de gas encontrados en órbitas alrededor de estrellas jóvenes. Y sin embargo PSO J318.5-22 es solitario, sin una estrella que lo acoja.

“Nunca tuvimos antes a la vista un objeto flotando libremente en el espacio que luzca como este. Tiene todas las características de los planetas jóvenes encontrados alrededor de otras estrellas, pero este se encuentra a la deriva allí fuera, solo,” explica el líder del equipo Dr. Michael Liu del Instituto de Astronomía en la Universidad de Hawái en Manoa.  “Me preguntaba a menudo si tales objetos existían, y ahora nosotros sabemos que sí.”

Durante la última década, los planetas extra-solares han sido descubiertos a un paso increíble, con cerca de 1.000 encontrados por métodos indirectos tales como el bamboleo o el oscurecimiento de sus estrellas anfitrionas causados por los planetas. Sin embargo, solo un puñado de planetas ha sido captado directamente, de los cuales todos están alrededor de estrellas jóvenes (menos de 200 millones de años).

PSO J318.5-22 es uno de los objetos menos masivos encontrados flotando libremente, quizás el más liviano. Pero su más singular aspecto es su similar masa, color y emisión de energía para planetas que son captados en imágenes directamente.

“Los planetas encontrados por imagen directa son increíblemente difíciles de estudiar, ya que están justo al lado de sus muy brillantes estrellas. PSO J318.5-22 no está orbitando una estrella por lo que ha sido mucho más fácil para nosotros estudiarlo. Esto proporcionara una vista maravillosa sobre el funcionamiento interno de los planetas de gas gigantes como Júpiter poco después de su nacimiento”, dice Dr. Niall Deacon del Instituto Max Planck de Astronomía en Alemania y co-autor del estudio.

Imagen multicolor del telescopio Pan-STARRS1 del planeta PSOJ318.5-22, en la constelación de Capricornio. El planeta es extremadamente frío y tenue, es cerca de 100 millones de veces más tenue en luz óptica que el planeta Venus. Mucha de esta energía es emitida en ondas infrarrojas. La imagen es de 125 arcosegundos por lado. Crédito: N.Metcalfe y Pan STARRS 1 -Consorcio de Ciencia.

PSO J318.5-22 fue descubierto durante una búsqueda de estrellas fallidas, conocidas como enanas marrones. Debido a sus temperaturas relativamente frías, estas son bastante tenues y tienen colores muy rojos. Para eludir estas dificultades, Liu y sus colegas  extrajeron los datos del telescopio PS1. Ps1, que está escaneando el  cielo todas las noches con una cámara suficientemente sensible para detectar los sutiles rastros de calor de las enanas marrones. PSO J318.5-22 destaca por ser un “bicho raro”, más rojo incluso que las más rojas de las enanas marrones.

“A menudo describimos el buscar raros objetos celestes de manera similar a encontrar una aguja en un pajar. Por lo tanto decidimos buscar en el mayor pajar que existe en astronomía que corresponde a la base de datos generada por el PS1”, dice el Dr. Eugene Magnier del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái en Manoa y co-autor del estudio. Dr. Magnier lidera el procesamiento de datos del equipo para el PS1, el cual produce el equivalente de 60.000 fotos de  iPhone todas las noches. El total del conjunto de datos hasta la fecha es aproximadamente 4.000 terabytes, mayor que la suma de las versiones digitales de todas las películas jamás hechas, todos los libros jamás publicados y todos los álbumes de música jamás lanzados.

El equipo siguió el descubrimiento de PS1  sobre la cumbre de la isla Mauna Kea en Hawái con múltiples telescopios. El espectro infrarrojo tomado en las dependencias del telescopio infrarrojo de la NASA y del telescopio Gemini Norte, demostró que el PSO J318.5-22 no era una enana marrón, basado en las firmas de calor de su luz infrarroja que es la mejor explicación a por qué este objeto es joven y de baja masa.

Por el control periódico de la posición de PSO J318.5-22 por más de 2 años con el telescopio francés-hawaiano, el equipo midió directamente su distancia a la Tierra. Basado en esta distancia, cerca de 80 años luz, y su movimiento a través del espacio, el equipo concluyó que PSO-J318.5-22 pertenece a una colección de estrellas jóvenes llamadas las Beta Pictoris; un grupo en movimiento que se formó hace 12 millones de años atrás. De hecho, la estrella  epónima del grupo Beta Pictoris, tiene un joven y gigante planeta en órbita alrededor de esta. PSO-J318.5-22 es incluso inferior en masa que los planetas de Beta Pictoris y probablemente se formó de manera diferente.

El estudio fue publicado en Astrophysical Journal Letters.

Fuente: Phys.org

http://www.cosmonoticias.org/un-extrano-planeta-solitario-fue-encontrado-sin-una-estrella/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s